Síndrome del quemado al buscar empleo

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

El síndrome del quemado es una expresión que se utiliza habitualmente asociada al estrés laboral o a situaciones complejas en las que se puede mezclar incluso el estrés con elementos como el acoso profesional. Sin embargo, en un entorno en el que cada vez hay más parados de larga duración, no es extraño que se empiece a atribuir también el síndrome del quemado en los trabajadores en desempleo.

SINDROME DEL QUEMADO

Es importante tener en cuenta que se trata de un estado en el que, de empeorar, la persona puede acabar sufriendo patologías psicológicas o trastornos de salud mental como depresiones o ansiedad. Por tanto, conviene localizar algunos síntomas y tener claras algunas soluciones al respecto.

Cómo se manifiesta el síndrome del quemado al buscar empleo

El síndrome del quemado se manifiesta de múltiples maneras, aunque hay algunas que son más evidentes que otras.

En primer lugar, se comienzan a perder las ganas o fuerzas para el empeño en la búsqueda de trabajo. Este aspecto no es menor ya que, suele venir dado con factores como la procrastinación en la que se dejan de realizar las tareas previstas para buscar trabajo en favor de cualquier actividad, incluso intrascendente.

Realmente esta suele ser una señal de alarma que deberíamos tener en cuenta. Cuando se comienza a posponer el proceso de búsqueda de empleo en favor de cualquier actividad, algo comienza a no ir bien y aunque no tenga que ser directamente un síntoma de estar ya dentro del síndrome del quemado, sin duda es un paso cercano.

Otros síntomas son bastante más evidentes: sensaciones de fracaso, de depresión, lejanía respecto a la búsqueda de empleo y sensación de no volver a poder trabajar. Todos estos factores son comunes y, además, suelen llevar a un estado complejo en el cual se pierde la energía física ya que se mezclan los factores emocionales y fisiológicos.

En casos más extremos, se instalará la depresión, la minusvaloración y la falta de autoestima, o procesos de ansiedad graves en los que, incluso, se puede percibir un entorno completamente negativo (y generalmente poco razonado) de la realidad.

¿Se puede evitar el síndrome del quemado al buscar trabajo?

Realmente lo más adecuado sería tratar de prevenirlo. Para prevenir el síndrome del quemado lo adecuado es, en primer lugar, concebir la búsqueda de trabajo como un trabajo en sí. Esto lo que haría es que las rutinas y las actividades cotidianas se conviertan en hábitos, y, probablemente, en un proceso tan complicado emocionalmente como buscar trabajo y no encontrarlo, los hábitos y las rutinas sean los mejores compañeros de las personas.

Por otro lado, también es importante desde el principio de la búsqueda tener estrategias que nos separen de manera regular de la presión de buscar empleo. Las actividades de ocio, el tiempo libre, los amigos, la familia, las aficiones son cuestiones que no se debe dejar de lado en ningún caso mientras se está buscando trabajo. Esto es vital si se quiere mantener una salud mental estable en un proceso difícil que requiere de toda nuestra atención.

Publicidad